07 El gran rallye

Título original: The Race Forever (#17).
Autor: R. A. Montgomery.
Ilustrador: Ralph Reese.
Fecha de publicación: Octubre, 1983 (Original Febrero, 1983).
Número de páginas: 116.
Número de fines: 33 (incorrectamente listado como 32) (Buenos: 5 - Regulares: 18 - Malos: 10).

Sinopsis: Eres un piloto que decide participar en la primera carrera de doble recorrido (por carretera y campo a través) en África.

Comentario personal: Por fin, el tercer libro (en castellano) de Montgomery es uno de los clásicos de ETPA. Por fin se deja de filosofías profundas y de elecciones sin sentido y se centra en el entretenimiento puro. Y es que si de ello se trata, El gran rallye es uno de los libros más entretenidos y fáciles de leer de toda la colección. Su estructura es muy sencilla: el libro está dividido en dos grandes partes, carrera de velocidad y con todo terreno, a su vez divididas en cuatro partes (los cuatro coches distintos que puedes escoger). Esto hace que, más que un libro de 116 páginas, nos encontremos con cuatro mini historias de unas 30 páginas que nunca se cruzan y se leen del tirón.

El argumento es original, pues es el único libro-juego de coches que publicaron, al menos en castellano. Dado que transcurre en África, partes de la historia se ven salpicadas con sucesos derivados de ese especial marco geográfico, pero su principal virtud es que por detrás siempre hay una carrera de coches. Otros libros de la colección suceden en junglas, praderas o desiertos, pero El gran rallye lo mezcla todo y no olvida que subyace un objetivo: ganar una carrera. Así, la riqueza en los finales evita cualquier sensación de aburrimiento.

Mi división ha consistido en calificar como buenos los cuatro fines en que ganas la carrera (uno por coche) y un quinto fin en el que abandonas la carrera pero la recompensa es si cabe mayor. En otros fines (siete, concretamente) acabas la carrera sin ganarla, lo cual podría considerarse regular/bueno o incluso bueno, es algo que va a gustos, por eso prefiero explicarlo. Nótese, pues, que solo en un tercio de los fines se consigue acabar la carrera, lo cual nos da una idea de la importancia de agentes externos en la historia. Por otra parte, para ser un libro de carreras incluye un alto número de fines malos, cosa que particularmente me gusta (aquí valoramos los fines malos, a diferencia de lo visto en otras páginas).

Un gran acierto del libro es incluir un copiloto diferente en cada uno de los coches. Así, Jan es tu compañero en el Lancia, la rusa Zokil en el Saab, el nigeriano Amos en el Toyota y tu amigo Edward en el Land Rover. Los cuatro personajes (salvo tal vez Jan) están bien construidos y dotan de mayor riqueza al libro.

Las ilustraciones, por vez primera, no corren a cargo de Paul Granger. Ralph Reese se encarga de ellas haciendo un trabajo notable. Sus dibujos son un tanto oscuros (en el trazo, no en el concepto) pero fantásticos y algunas imágenes han quedado para el recuerdo.

En definitiva, un libro muy entretenido y fácil de leer, variado pero coherente.

Puntuación: 8.

5 comentarios:

  1. Este libro es inolvidable. Tiene dos aventuras en una. Carrera de velocidad y todo terreno.
    Hasta mi padre lo leyó.
    Gano una carrera y luego se fue con los alemanes en la segunda.
    Curioso, porque era germanófilo.
    Enhorabuena por la web.

    ResponderEliminar
  2. Yo le doy un cinco y medio porque el tema es bastante original después de todo ! !

    ResponderEliminar
  3. Tengo grandes recuerdos de este libro de cuando era crío. ¡Me encantó! Supongo que si lo leyese ahora no me gustaría tanto... es un libro para niños. Ideal para leérselo a un niño pequeño (si es capaz de dejar la tablet por un rato).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. o se lo descargas en pdf y que lo lea en la tablet XD

      Eliminar
  4. Es un gran libro, de lo mejor facturado por el bueno de Monty. La protagonista -al menos en la traducción argentina era mujer- está muy bien construida habida cuenta de que no se le muestra la cara. Como se dice acertadamente en la reseña, llama la atención que tampoco al copiloto Jan se le revele el rostro, y es el que tiene menos pistas de sus antecedentes, tal vez por razones de espacio.

    Felicitaciones por este gran blog cuyo enlace agregaré a la lista del mío.
    Saludos!
    Es un libro misterioso y por momentos desolador que aquí se tradujo como "La carrera interminable".

    ResponderEliminar