22 Odisea en el hiperespacio

Título original: Hyperspace (#21).
Autor: Edward Packard.
Ilustrador: Anthony Kramer.
Fecha de publicación: 1985 (Original 1983).
Número de páginas: 116.
Número de fines: 16 (Incorrectamente listado como 15) (Buenos: 1 - Regulares: 12 - Malos: 3).

Sinopsis: Un genio matemático se ha instalado en el vecindario y pronto serás testigo de su último descubrimiento que permite viajar por el hiperespacio.

Comentario personal: Otro de los libros injustamente olvidados en la niñez (supongo que por un nombre extraño o una portada inadecuada) que tuvo su justa revisión en la post-adolescencia. Leído de nuevo no puedo más que confirmar esa segunda opinión: Odisea en el hiperespacio es un buen libro lleno de imaginación.

En cierto sentido puede asemejarse a La cueva del tiempo por lo infinito de sus posibilidades. En este caso viajas por el hiperespacio, pero acabas dando a diferentes dimensiones, lo cual no es demasiado diferente de viajar a otras épocas y lugares. Así, además de evitar cualquier encasillamiento, prácticamente cualquier cosa que suceda entrará dentro de lo posible.

Hay una ramificación del libro, aquella en que exploras la 4ª y 5ª dimensión, que es ciertamente brillante. Conoces al propio autor, Edward Packard, y la acción se sucede rápidamente y de manera muy entretenida. Esa es la mejor parte del libro. Hay otra en que conoces a tu alter ego de otra dimensión, la cual puede estar bien o enrevesarse demasiado. Y por fin hay una parte en la que lees un libro de ETPA que se hace algo pesada. Es realmente un libro muy imaginativo y Packard no quiso dejar ningún palo por tocar, pero en ese afán por rizar el rizo, el libro cae en algunos errores de consistencia e incluso de continuidad, fallo típico cuando varias ramificaciones desembocan en la misma página.

Por lo demás, salvo si acaso los clásicos fines desperdiciados al principio del libro incluso antes de desarrollarse la acción, hay poco que reprocharle a Odisea en el hiperespacio. Su bajo número de fines (16) contribuye a un mayor desarrollo de las ramificaciones, aunque en ciertos momentos es un poco mareante porque muchas de ellas se cruzan entre sí, y el hecho de que no tenga un objetivo claro hace que apenas haya un fin que pueda considerarse bueno.

Las ilustraciones son de Anthony Kramer, muy del estilo de El secreto de las pirámides más que las de El reino subterráneo, supongo que para mal. No son el punto fuerte del libro desde luego. Este tercer número sería el último que ilustraría en esta colección.

Así pues, un libro muy original, algo enrevesado por momentos pero delirantemente divertido en otros, bien escrito y, lo mejor, bastante autoparódico.

Puntuación: 6'5.

4 comentarios:

  1. Un buen libro de ciencia ficción, diverso y entretenido; si bien su portada no dice mucho . . .

    ResponderEliminar
  2. me lo voy a comprar, recuerdo que estaba buenísimo :)

    ResponderEliminar
  3. Clásico, el libro más bizarro y loco de ETPA, es excelente, le pongo un 10.

    ResponderEliminar
  4. Es un delirio total, y juro que a veces, a los 38 años, tengo sueños influenciados por ese libro, que cada tanto revisito. Está atravesado por una atmósfera onírica y además de la autoparodia, o como complemento de ésta, hay cierta melancolía, como cuando la Dra Vivaldi admite que es tan solo el personaje de un libro.
    El apocalipsis que provoca el Dr Zinka, en que todo se convierte en cenizas por un cruce de dimensiones, tiene cierto parecido con el relato de The Mist (La Niebla) de Stephen King -bien llevado al cine hace unos diez años- en que el desastre se desencadena aparentemente por un experimento científico similar. Y si no me equivoco, el relato de King es anterior al de Packard; lo que se dice influencias...

    Ya Packard debe ser anciano, pero ojalá dejara unas pistas sobre la Dra. Nera Vivaldi, o esta tuviera un libro propio...

    Saludos!


    ResponderEliminar