24 La tribu perdida

Título original: The Lost Tribe (#23).
Autor: Louise Munro Foley.
Ilustrador: Paul Granger.
Fecha de publicación: 1985 (Original 1983).
Número de páginas: 116.
Número de fines: 30 (Incorrectamente listado como 28) (Buenos: 12 - Regulares: 7 - Malos: 11).

Sinopsis: Tu tío te invita a Nueva Zelanda a buscar restos arqueológicos de tribus maoríes. Una vez allí, te pones en busca de la tribu perdida Ngatimamoe, relegada a las selvas por tribus rivales.

Comentario personal: El primer libro de la autora canadiense Louise Munro Foley (el cuarto autor "fijo" de la colección, tras Brightfield) es rematadamente aburrido, hasta el punto de que habría abandonado su lectura si no fuera porque tenía que hacer su ficha y quiero ser honesto con este trabajo. De hecho, tras Las joyas perdidas de Nabooti y Más allá del espacio (las primeras dos obras de Montgomery junto con Viaje submarino y que están sencillamente mal escritas desde un punto de vista de libro-juego), La tribu perdida es sin lugar a dudas el peor de los leídos.

No hay nada que salvar. El punto de partida no es nada interesante, además de incidir en el trillado cliché de un tío que te invita a un lugar remoto (véase El secreto de las pirámides o El expreso de los vampiros, por ejemplo). El argumento no ofrece gran cosa: igual que sucediera con El abominable hombre de las nieves, en este libro no encontrar la tribu perdida es lo raro, ocurriendo en apenas 4 o 5 fines de una ramificación del principio. Una vez pasado ese punto, el protagonista se interna en la selva sin esperar a su tío y al amigo y siempre encuentra la tribu, que de perdida parece tener poco.

Su estructura es pésima. Al margen de una línea argumental de esas de principio del libro que no tienen nada que ver con el tema central, todo el resto de la historia es un calco. De hecho, en términos de jugabilidad no hay por donde cogerlo. La mayoría de decisiones se limitan a un izquierda o derecha o, más exasperantemente, a quedarte quieto o escapar. Es tan ridículo que hay veces que escapas, te metes en un túnel, vuelves al mismo lugar y vuelves a tener la elección de escapar. En este sentido, es el libro peor construido y con muchísima diferencia.

Por si todo lo anterior fuera poco, el libro es muy infantil. Parece estar escrito para un público incluso más joven de lo habitual, con el protagonista en plan superhéroe orgulloso de ser "el único que" encuentra la tribu, o las cavernas fosforescentes, o cosas por el estilo. Muy de crío acaparador de protagonismo. Y además, el imbécil del tío del protagonista le trata como a un niño pequeño al que no le cree nada de lo que le cuente, al son de "eso no existe, es una leyenda", cosa que resulta irritante.

Las ilustraciones de Paul Granger no transmiten nada esta vez, no recuerdo ninguna memorable (salvo, si acaso, ridículamente memorable).

En definitiva, uno de los peores libros de la colección, con un argumento sin gancho, un desarrollo paupérrimo y repetitivo hasta la locura.

Puntuación: 3.

6 comentarios:

  1. Un libro mediocre a pesar de estar escrito por mi autora preferida . . .

    ResponderEliminar
  2. ¿ Por qué falla este libro ? Muy sencillo ! Su argumento es tópico y su desarrollo es muy pobre . . . no hace falta decir nada más ! ! Tanto es así que no parece estar escrito por la autora de El Misterio del Albergue del Eco . . . mi libro favorito de la serie !

    ResponderEliminar
  3. yo le doy un dos y medio . . .

    ResponderEliminar
  4. a mi me gusto y mucho le doy un 6

    ResponderEliminar
  5. Es el número 23 en la edición original, no el número 24.

    ResponderEliminar