26 Viaje submarino

Título original: Journey Under the Sea (#2).
Autor: R. A. Montgomery.
Ilustrador: Paul Granger.
Fecha de publicación: 1986 (Original 1979).
Número de páginas: 117.
Número de fines: 42** (Buenos: 10 - Regulares: 19 - Malos: 11).

Sinopsis: Eres un explorador submarino que, junto con su equipo de superficie, trata de encontrar la Atlántida.

Comentario personal: A pesar de que en la colección española ocupa el número 26, Viaje submarino es en realidad el primer librojuego escrito (o publicado) por Montgomery... y se nota. Tiene muchas similitudes con el infumable Más allá del espacio, aunque es justo decir que este es un poco más entretenido.

El patrón es casi exacto, porque en la primera página ya hay que hacer una elección, cosa normal considerando su alto número de fines (40, ya que dos realmente no lo son). Es verdad que hay un objetivo inicial, pero además de estar muy trillado, es de relativamente fácil consecución, lo cual le resta valor al conjunto. Comparte otros muchos defectos: a veces hacer una elección no solo no sirve de nada, sino que tras dos párrafos de "reconsideración", acabas haciendo justo lo que ofrecía la otra opción, resultando así en una elección ficticia y una supresión incomprensible de la mecánica que se supone a estos libros.

Asimismo, también he tenido que mirar un par de veces el número de página que me indicaba una elección porque no parecía tener relación alguna con la página anterior. En algún punto queda hasta gracioso (negativamente gracioso, en todo caso), ya que se debe al empeño del autor en hacernos pasar por ciertas páginas por hasta tres o cuatro rutas distintas (creo que no hay ningún libro que tenga un mapa de elecciones tan enrevesado). Por ejemplo, hay una página en la que en la primera frase estás librándote de unas algas en las que has quedado atrapado. Para poder llegar a esa página hay una ruta "normal" en la que efectivamente te enredas con unas algas por accidente. Pero como Montgomery creyó buena idea poder reaprovechar muchos fines y páginas, hace que otra ramificación derive también en esa misma página, y para ello inventa una escena imposible en la página anterior, metiendo unas algas con calzador, quedando totalmente increíble (en el sentido literal de la palabra). Por añadidura, a partir de esa página se puede llegar a un fin que, siendo el mismo, ofrece dos resultados totalmente diferentes: si llegaste a la mencionada página en que te libras de las algas por el camino más "normal", el fin puede considerarse regular porque no llegas a descubrir la Atlántida. Pero si llegas por la otra, la ramificación cogida por los pelos y sin sentido, el fin acabará siendo bueno ya que anteriormente estuviste en la Atlántida y escapaste. ¿Qué sentido tiene?

Después de este párrafo denso (pero necesario para explicar las clásicas chapuzas de Montgomery) puedo decir que el libro tiene cosas buenas, o al menos se libra de muchas otras características del autor. Por ejemplo, es un libro mucho más centrado en su argumento que Más allá del espacio o el disparatado Las joyas perdidas de Nabooti, aquí prácticamente todo sucede en el agua y tiene que ver con el argumento principal. Además, aunque también hay algo, se ve mucho menos la vena hippie-pacífico-filosófica con que al autor le encanta salpicar sus obras. Y tampoco hay fines abruptos porque sí, en algunos casos decides abandonar la búsqueda, o te quedas sin medios, pero no hay un fin a mitad de historia plantado sin ton ni son.

Por último, las ilustraciones de Paul Granger tienen nubes y claros. Algunas de ellas dan risa de lo ridículas que son, pero otras son espectaculares, y de hecho creo que gran parte del mérito de que este libro sea recordado son algunas imágenes concretas.

En definitiva, un libro con el inconfundible sello de R. A. Montgomery, bastante blando en su argumento pero relativamente ágil en su desarrollo, que sin ser pesado, podría leerse muy fácil de no ser por la enorme cantidad de fines (y, por tanto, de elecciones) y que entre unas cosas y otras no llega a salir a flote.

Puntuación: 4.

5 comentarios:

  1. Puede que no sea el mejor título de la colección pero al menos resulta entretenido y juvenil . . .

    ResponderEliminar
  2. Fue uno de los primeros libros que tuve y por eso guardo un buen recuerdo de él ! me encantaba leerlo en mi niñez . . .

    ResponderEliminar
  3. Típico libro de MONTGOMERY en donde la mayor parte de las decisiones resultan irrelevantes pero no por esto deja de ser un título sugerente y con muchas lecturas . . .

    ResponderEliminar