45 El misterio de la habitación secreta

Título original: Mystery of the Secret Room (#63).
Autor: Ellen Kushner.
Ilustrador: Judith Mitchell.
Fecha de publicación: 1988 (Original 1986).
Número de páginas: 117.
Número de fines: 24 (Buenos: 6 - Regulares: 13 - Malos: 5).

Sinopsis: Tu tía abuela Celia se ha ido de viaje y te ha dejado a cargo de su casa, sus plantas, sus animales... y una extraña llave con forma de lagarto.

Comentario personal: Creo no errar si apuesto a que muchos supimos lo que era un grifo gracias a este libro, quizá no uno de los más populares de la colección pero de portada memorable y bastante celebrado por quienes lo han leído. Efectivamente El misterio de la habitación secreta es un número bastante interesante al menos en su planteamiento, aunque el desarrollo sea bastante similar a otros libros anteriores y deje la sensación de que podía haber sido un poco mejor aprovechado.

Como, por ejemplo, Evasión o Perdido en el Amazonas, tras una breve presentación el libro se divide en tres grandes partes de extensión desigual, con alguna posibilidad de reengancharse a una de las descartadas tras haber terminado la elegida. Cabe decir que estructuralmente la autora fue muy hábil a la hora de cruzar caminos y hacer que se pueda llegar de varias formas a una misma página sin que se note el apaño. Por supuesto, la parte principal del libro es la que corresponde a la caja con la palabra "Nunca", que más que un tercio es casi la mitad (ocupa 11 de los 24 fines) y se centra en las vivencias de la protagonista con un ser fantástico cuyo voluble comportamiento se va descubriendo a medida que se avanza. Además del grifo también topamos con un paraguas con empuñadura en forma de cabeza de loro.

En teoría esa parte debería ser la más atractiva, y es verdad que el poder interaccionar con una criatura extraña sin poder imaginar -al menos, no con certeza- sus reacciones a las distintas elecciones está muy bien, pero creo que un personaje tan carismático podría haberse exprimido mucho más (ni tan siquiera tiene nombre). Al fin y al cabo, no todos los días tenemos la ocasión de leer un libro que contenga un grifo, y si bien entiendo que por este motivo esa parte sea la más larga, insisto en que podría haberse aprovechado todavía más. De hecho, el personaje paraguas-loro y la trama que envuelve, aunque corta me resulta aburrida y engorrosa, y ese espacio le habría venido muy bien al grifo.

En cuanto a la caja del pasado, el invitado sorpresa es un niño bárbaro descendiente de Beowulf. Ese tercio del libro probablemente sea el más humorístico, y en cierto modo recuerda a películas de risa en las que un extraterrestre o un viajero del pasado, o sencillamente alguien que nunca ha tenido trato con las ciudades, se ve envuelto en diferentes anécdotas con un entorno totalmente desconocido. Ingeld -así se llama- jamás ha visto un coche, o una tele, o una escuela. Esta parte es entretenida, aunque sin duda es la menos original de las tres.

Por último, la sección más corta -por desgracia, porque es mi preferida- es la caja del futuro, de la que sale una chica que da bastante juego y también da para reflexionar en ciertos momentos. Es tal vez la parte más adulta o la más propicia para releer, al menos.

Hay que destacar que, aunque las tres partes se centran principalmente en la experiencia en el espacio-tiempo contemporáneo del ser salido de cada caja, todas ellas ofrecen también la posibilidad de viajar al mundo y tiempo con el que enlazan, resultando a la postre en seis experiencias muy diferentes (o cinco, porque una lleva directamente a un fin) que hacen de este libro un pasatiempo realmente plural. Además, los tres personajes tienen algo en común que revela la tía Celia y me parece un punto muy interesante que le da un valor añadido a toda la historia.

Las ilustraciones, de nuevo de Judith Mitchell, casan a la perfección con la escritura de Ellen Kushner, detalladas y con un toque de humor, un efectivo tándem que volvería a repetirse de nuevo una última vez en la colección. La portada es muy llamativa y recordada.

En definitiva, un libro que parte de una idea original aunque su puesta en escena no lo sea tanto, con un secundario muy atractivo que podría haberlo sido más, y diversas tramas entretenidas que dan mucho juego, pero que en su totalidad da la impresión de que le falta algo para ser redondo. No obstante, un valor seguro para tener en la colección.

Puntuación: 7.

2 comentarios:

  1. Un libro-juego original en su planteamiento pero anodino en su desarrollo . Mi nota es un 5 !

    ResponderEliminar
  2. A mí este libro no me dice nada ! Pero nada de nada . . . es mediocre de principio a fin sin nada que lo remedie . Lo único bueno es el planteamiento pero el desarrollo es pobre hasta decir basta ! Una idea aceptable malograda por un pobre desarrollo .

    ResponderEliminar