12 El secreto de las pirámides

Título original: Secret of the Pyramids (#19).
Autor: Richard Brightfield.
Ilustrador: Anthony Kramer.
Fecha de publicación: 1984 (Original 1983).
Número de páginas: 116.
Número de fines: 22 (Buenos: 3 - Regulares: 12 - Malos: 7).

Sinopsis: Eres una joven que acompaña a Egipto a su tío, un científico que está investigando una manera de obtener altas cantidades de energía utilizando las pirámides.

Comentario personal: Recuerdo que este libro nunca llamó mi atención de pequeño, y probablemente con esa visión negativa lo tomé en la lectura completa de hace unos años, con el resultado lógico. Sin embargo estos últimos días, según se acercaba el momento de leerlo, me estaba apeteciendo bastante. En realidad la egiptología es un tema que siempre me ha gustado, si bien no le he dedicado el debido interés. Pues bien, una vez releído tengo que decir que a veces las primeras opiniones ya eran buenas. El secreto de las pirámides es un libro muy, muy flojo.

De por sí el título es engañoso. Uno espera encontrarse tal vez con un libro en el que casi toda la acción transcurra dentro de una pirámide, pero como viene siendo habitual no es así. Solamente una pequeña ramificación está relacionada con el título y se puede averiguar algo del secreto de las pirámides. La mayor parte del libro, pues, no tiene demasiado que ver. Tampoco con el estudio del tío Bruce en la pirámide mayor de Giza, otra línea argumental que queda relegada a un par de fines en una ramificación pequeña. Curiosamente, el principio del libro por las calles de El Cairo es, con mucha diferencia, lo mejor del mismo. Una vez acabada esa fase, el libro se pierde en aburridas formas de pasar el rato hasta que te topas con un fin, bueno o malo, de forma totalmente aleatoria.

Por tanto, la estructura es desigual, yendo de más a menos y siendo lo mejor lo más inesperado. En cuanto al argumento, es bastante ridículo. Me pregunto, retóricamente, si no habría sido mejor que el protagonista asumiera el rol que ocupa el tío Bruce, y se eliminase la inclusión de una sobrina que en realidad no pinta nada. Si tu tío ya sabía que estaba siendo vigilado, ¿por qué te invita a ti, una chica adolescente, a acompañarle? Es totalmente innecesario que el protagonista de estos libros, aunque sean juveniles, sea siempre un adolescente, y muchos (ahora me viene a la cabeza Tu clave es Jonás) no se ciñen a ese requerimiento autoimpuesto.

Las ilustraciones de Anthony Kramer son bastante más nítidas que en El reino subterráneo, pero las caras de las personas le quedaron demasiado tontorronas. No es, desde luego, el punto fuerte del libro. Sin embargo, la ilustración de cubierta sigue siendo de mis preferidas de toda la colección. Una pena que el libro no acompañe.

En definitiva, un libro no precisamente entretenido, que quiere tocar muchos palos (el secreto de las pirámides en sí; el estudio de tu tío relacionado con un loco con delirios de grandeza; una secta mística inmortal... ¡y terrorismo! [¿habría habido valor para escribir sobre terrorismo en un país del Islam hoy en día?]) y no satisface ninguno, teniendo lo mejor, sin duda, en lo menos "profundo" callejeando y descubriendo El Cairo.

Puntuación: 4'5.

4 comentarios:

  1. La portada es muy buena, y a pesar de no ser un clásico dentro de la colección resulta entretenido .

    ResponderEliminar
  2. Es una pena que un libro tan variado no tenga un desarrollo más consistente ! ! Es un libro muy poco serio en este sentido . . .

    ResponderEliminar