42 El misterio del Albergue del Eco

Título original: The Mystery of Echo Lodge (#42).
Autor: Louise Munro Foley.
Ilustrador: Don Hedin.
Fecha de publicación: 1987 (Original 1985).
Número de páginas: 118.
Número de fines: 22 (incorrectamente listado como 23) (Buenos: 10 - Regulares: 4 - Malos: 8).

Sinopsis: Vas a pasar el invierno esquiando en el albergue de tu tía Sadie, pero cuando llegas descubres que sobre el mismo pesa una maldición.

Comentario personal: Louise Munro Foley parece sentir inclinación hacia los relatos de temática indígena. Primero fueron pueblos neozelandeses en La tribu perdida, más tarde clanes celtas en El misterio del medallón escocés y esta vez nos topamos con leyendas de indios americanos en El misterio del Albergue del Eco. O al menos en parte, ya que una mitad del libro es fantástica y la otra es realista.

Dicha diferencia crea una circunstancia singular en cuanto a consistencia en este libro. Por un lado, evidentemente, no la hay, puesto que la supuesta maldición que acecha al albergue puede ser algo inventado, siendo el dueño del albergue rival quien está detrás de los sucesos extraños. Pero también puede ser que la maldición exista realmente y el causante sea un chamán que se opuso a la construcción de una ampliación en el albergue por estar en terreno sagrado. Sin embargo, más allá de estas dos grandes vías en que se divide el libro, al menos dentro de cada una de ellas sí hay consistencia. Los personajes son o buenos o malos y los sucesos se dan igualmente con independencia de nuestras elecciones: la falsa cocinera, los atracadores del comedor, la investigadora Heidi... Ya es un avance respecto a los libros anteriores.

Desgraciadamente, El misterio del Albergue del Eco se ve salpicado de demasiadas deficiencias evitables. En primer lugar y posiblemente lo más llamativo, se dan en este libro unas elipsis narrativas inéditas hasta la fecha. Da la impresión de que la autora se comió frases o bien hicieron un destrozo a la hora de editarlo, porque es evidente que en algunos momentos hay explicaciones de menos. Por no mencionar que nada más llegar al albergue suena una alarma y solamente en una de las posibles elecciones se dice explícitamente que deja de sonar. En las otras se da por hecho cuando la protagonista deja de preocuparse por ello y existen diálogos con más personajes sin que resulte obvio que están hablando con el molesto ruido de una alarma de fondo o nadie haga siquiera referencia alguna a ello. Incomprensible.

También encuentro que el tono del libro es demasiado infantil. A esto no ayuda nada la traducción de Margarita Cavándoli, que tiene la mala costumbre de dotar a sus textos de expresiones coloquiales que le restan seriedad. Al mismo tiempo, si la protagonista es una niña cuesta creer que se le asignen responsabilidades de adulto para que así el libro sea más heroico. Aunque justo es decir que es una constante en la colección, sigo pensando que sería mucho más interesante si en historias con trama de intriga y suspense el protagonista fuera más adulto (como de hecho es en algunos números donde el autor entendió que era conveniente elevar su edad). El final de muchos fines parece sacado de Globo Azul, con la protagonista diciendo cosas del tipo "ya está bien de pollos por hoy, vayamos a una pizzería" o la que puede ser una de las frases estrella de toda la colección: "Paso. Prefiero un pirulí".

Por último, aunque es uno de los libros con más porcentaje de fines buenos (y eso que podía haber incluido otro par de los regulares), el éxito llega a menudo de forma totalmente ajena a la protagonista. Muchos finales se resuelven por separado y luego le cuentan todo para que el lector se entere de algo. También hay alguna muerte tan absurda que haría enorgullecerse a Montgomery.

En cuanto a las ilustraciones hay luces y sombras. Hedin/Granger hace un buen trabajo como siempre, pero en muchas ocasiones el dibujo no se corresponde con el texto. La tía Sadie es tía-abuela de la protagonista (quien es hija de su sobrina, según se dice en el libro), de forma que tendría que tener en torno a sesenta años como poco, pero en una ilustración se ve a una mujer joven. Tampoco se entiende bien qué pasa con Heidi y sus múltiples cambios de vestuario, aunque eso es más fallo de la autora, lógicamente. Al menos la protagonista está muy bien dibujada y la portada es estupenda.

Conclusión: Munro Foley sigue buscando su camino. Probablemente el libro habría sido mucho mejor sin el componente fantástico (siendo falsa la maldición en todos los casos) ya que habría sido más consistente y sin duda más adulto e interesante, dado que aumentarían también las partes de investigación e intriga. En cualquier caso la historia no daba mucho más de sí y, si bien el libro no es nada aburrido, tampoco se le habría podido sacar demasiado partido incluso sin sus múltiples errores.

Puntuación: 5.

4 comentarios:

  1. Es mi libro favorito de la serie y a pesar de sus fallos tiene una atmósfera especial que a mí me envuelve de principio a fin ! A mí la parte fantástica, en cambio, me parece lo mejor del libro -sobre todo la leyenda del Capitán Barker y su bote fantasma Lucy- .

    ResponderEliminar
  2. Es un libro embrujado y un fetiche para mí con muchas tramas ocultas y un aire de misterio que me embriaga tanto por su temática como por su ambientación en el Lago Tahoe repleto de leyendas extrañas . . . el espíritu de los animales tan presente en este libro sedujo mi imaginación infantil y aún sigo enganchado ! siento una especie de veneración mal curada por su autora y por el ilustrador quienes , conjuntamente , realizan un gran trabajo ! desgraciadamente, he leído otros libros de la autora y no me han dejado ninguna huella pero El Misterio del Albergue del Eco es diferente ya desde la propia portada y el propio título ! para mí se trata de un libro mágico y lleno de encanto : la excursión al salto de los enamorados , la paulatina locura de la protagonista , esa mistificación constante de la realidad , los atracadores , la Isla Esmeralda , el bote fantasma , la capilla abandonada , el capitán Barker , la tribu indígena , las avalanchas , el espíritu de los animales , la maldición del chamán , el ambiente invernal , etc. Todo confluye para dotar al libro de un ambiente especial y único que lo hace memorable . . .

    ResponderEliminar
  3. Perdón ! El nombre del capitán ermitaño no es Dick Barker sino Richard Barter . . .

    ResponderEliminar
  4. A pesar de ser mi libro favorito de esta colección , siendo objetivos no creo que merezca más de un ocho y medio . . . es bueno , pero no llega a ser sobresaliente !

    ResponderEliminar